domingo, 27 de enero de 2008

Feria de Ajalvir: Tarde de pueblo

Como en los últimos años, he empezado la temporada taurina en Ajalvir, y esto es lo que vi en la tarde de ayer.

2ª de feria. Se lidiaron seis toros de Juan José González, parejos de presentación, pero grandes, algunos en exceso, como el 1º y 2º. En general la corrida fue sosa, descastada, sin transmisión. Algunos toros también mansearon, sobre todo el 3º. Corrida de fuerza muy justita, y a la que apenas se picó.
L.M. Encabo (blanco y plata): Tres pinchazos y descabello (ovación con saludos) y estocada algo caída (dos orejas)
Sánchez Vara (blanco y plata): Estocada baja (oreja) y dos pinchazos (silencio)
Iván Vicente (granate y oro): Tres pinchazos y estocada tras aviso (silencio) y cuatro pinchazos y descabello tras aviso (silencio).


Pues empezamos la temporada con una Puerta Grande, barata... muy de pueblo (con todos mis respetos, que la que escribe es de pueblo también), como mostraré durante estas líneas.
Encabo estuvo asentado frente a sus dos enemigos. Ayer se le vio un matador asentado, con oficio, pero poco más. No llegó a deslumbrar en ningún momento. Pareó de forma eficaz, pero sin llegar a ser nada excepcional. Es un torero que no me acaba de transmitir, no me acaba de llegar. Lo dicho, ayer, asentado, pero poco más... Las orejas... espero que no me tiren piedras mis casi vecinos de Alcalá de Henares, si digo que las orejas, y por lo tanto la Puerta Grande fueron de autobús. Ayer, como suele ser habitual en Ajalvir, hay muchos seguidores del torero alcalaíno.

Sánchez Vara, estuvo voluntarioso durante toda la tarde. Recibió a sus oponentes con dos largas cambiadas, pareó con algo más de acierto que Encabo. En su primer toro cortó una oreja, por una faena que tampoco tuvo demasiado peso, aunque el matador puso su voluntad y sus ganas. Y la concesión de la oreja, otra vez, de pueblo, pueblo.

Iván Vicente, a mi parecer, realizó de lo mejor de la tarde, aunque la gente no lo apreció demasiado. Ya sabeís que a veces todo se basa en la muleta, y que el resto no cuenta. Bueno, pues me gustó el saludo que realizó a su primero.
video
El resto de la faena de Iván, sin demasiada suerte. Este tercer toro fue el que más manseó, costó meterle en banderillas, (sólo se le pusieron dos pares) por lo que recibió miles de capotazos, y luego, se iba constantemente hacia toriles, aunque Iván sacó alguna tanda interesante. La pena fue que pinchara, porque si lo mata, toca pelo.
El segundo de su lote fue otro toro sin clase, al que poco pudo hacer.

Ya digo, la concesión de orejas... de pueblo, pueblo. Tuvimos mulilleros orejeros, que esperaron incesantemente hasta que se dieron las orejas. En el primer toro de Sánchez Vara, saltaron tres pañuelos contados, y un millón de voces pidiendo una oreja, (ya sabeís, esa mala costumbre de los pueblos de pedir todo a voces). Bueno, pues tras mucho esperar en el ruedo, los mulilleros arrastraron al animal, y el presidente, ante las voces existentes e insistentes del público, sacó el pañuelo blanco, por lo que se tuvieron que volver a parar las mulillas, cortale la oreja... etc, etc, etc. Que decir tiene otra acción muy pueblerina: desde el callejón, mientras toreaba Vara, salían grandes voces con "oles" y "bienes", alardeando la faena del torero, lo que servía para calentar a la gente.
En las orejas de Encabo, más de lo mismo... Los mulilleros orejeros quietos en mitad de la plaza hasta que el presidente concedió la segunda oreja, que tardó en llegar. El resultado: la actuación de los mulilleros orejeros + los seguidores del alcalaíno= Puerta Grande barata. Espero que no sea un adelanto de lo que nos espera esta temporada... porque si es así, mal vamos.

2 comentarios:

betialai dijo...

Huele bien tu crónica. Deja perfume a honestidad e independencia, con todo lo que estos aromas representan, que no es otra cosa que la de acercarnos la verdad. Y aunque, por desgracia, yo me temo que como bien sospechas esto puede ser una especie de aperitivo de lo que nos espera –imagínate lo que puede ser el triunfalismo cuando en vez de tres modestos actúen los superfigurones ante sus hordas de fanáticos partidarios- la buena noticia está en poder contar en la blogosfera con alguien como tú, que vaya por la vida de frente y por derecho.

Gracias y enhorabuena.

ALMA dijo...

Gracias, Betialai. La crónica solo es eso, un intento de contar lo sucedido. Un intento de contar la realidad de la mejor manera posible, aunque una es nueva en esto de hacer crónicas, pero vamos, por algo hay que empezar, y las iré mejorando con el tiempo.