miércoles, 14 de mayo de 2008

BASTA YA


Esta mañana, como toda España, me he levantado con la triste noticia de que ETA había vuelto a asesinar mediante una bomba colocada en la casa cuartel de Legutiano. Esta vez han segado la vida de Juan Miguel Piñuel Villalón, y han herido a otra serie de personas. Desde este modesto rincón de la blogsfera me gustaría mandar apoyo a las familias del fallecido y de los heridos, e igualmente solidarizarme, una vez más, con quien han sufrido y sufren las amenazas del terrorismo.
Solo quiero decir otra cosa: BASTA YA. ¿Hasta cuando vamos a tener que seguir aguantado esto?

4 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me uno a tu grito y al de, seguro, millones de personas. Algún día tendrán su merecido esos monstruos que se creen patriotas y que no son más que panda de asesinos cobardes.

kaparra dijo...

Son una panda de nazis y muy muy sectarios,encima son 4 pelaos que no sufrieron a Patxiko Franko,y se las dan de los martires de la represion.

betialai dijo...

Tenéis toda la razón, Alma y Juan: es absolutamente prioritario terminar con esta lacra. Pero, también siendo justos, debemos reflexionar todos que hubo ocasión en la pasada legislatura de, al menos, intentar solucionar el problema. No pudo ser, entre otras cosas, porque el partido en la oposición intentó por todos los medios, contando con la estrecha colaboración de la jerarquía eclesiástica y algún colectivo que se arrogaba la representación de todas las víctimas del terrorismo, de bombardear cualquier iniciativa y de tratar de poner obstáculos en un camino emprendido por el Gobierno, por cierto legítimo y salido de las urnas democráticamente, de todos los españoles que nos podía conducir a la normalidad, o como mínimo, a tener una puerta abierta a la esperanza. Ahora, ante la realidad de que, por desgracia, no se ha avanzado nada y todo está igual, o peor, que hace cuatro años, ese partido que se encuentra en plena descomposición, en estado de irreversible putrefacción, quizá se acuerde de que por arañar unos votos, que para colmo tampoco consiguieron, gente inocente sigue pagando, como en este caso con su vida, las consecuencias. Al final, como el perro del hortelano, ni comieron ni dejaron comer; ni rascaron lo que pretendían, ni permitieron por el más puro egoísmo partidista y sectario que los quisieran intentarlo pudieran hacerlo. La historia y el pueblo llano, que de tonto no tiene un pelo, les pasarán, de hecho ya lo están haciendo, la factura que les corresponde.

Y cambiando de tercio, aunque ya lo sabes y creo que estás sobre aviso, ojo con los descerebrados semianalfabetos que picotean por todos los sitios y van de flor en flor. Ojo con ellos y ni puto caso, a simple vista parecen imbéciles, y lo son, pero si les das confianza te la pueden liar. Mejor huir de ellos como de la peste.

Un besazo.

ALMA dijo...

Beti, gracias por tus palabras. Se puede decir más alto, pero no más claro.

En cuanto al cambio de tercio, pues ya sabemos todos de que pie cojea cada uno. Siempre intento estar alerta.

Un besazo y un abrazo enormes. Nunca cambies Beti