jueves, 1 de mayo de 2008

El 2 de mayo en Madrid: la lucha con los mamelucos (Goya)

Goya, hacia el año 1814 realizó dos obras importantes relacionadas con el conflicto entre España y Francia. La primera de ellas es la que vemos en la imagen, La lucha con los mamelucos. Aquí Goya muestra la revuelta popular ocurrida en Madrid como reacción a la ocupación de las tropas francesas. En este cuadro también podemos ver un simbolismo oculto, ya que al representar la lucha de los españoles con los mamelucos, también se podría estar recordando la lucha de los españoles frente a los musulmanes en tiempos de la Reconquista.

Este cuadro, junto con el del 3 de mayo, fueron usados para decorar un arco del triunfo que decoraba las calles de Madrid durante la entrada de Fernando VII en la ciudad, o para las celebraciones conmemoraciones del día 2 y 3.

Aún así, no es un cuadro que me agrade demasiado

4 comentarios:

Antonio Mechó dijo...

¿Se puede saber qué es lo que no te agrada del cuadro?.

Saludos.

ALMA dijo...

No me agrada del cuadro el gran tumulto de gente, el ir, el venir. Da sensación de caos. Es eso lo que se intenta representar, lo se. Pero no me gusta la forma de hacerlo. Creo que hay otras obras de Goya que representan mejor el caos, la tragedia. No se si lo explico bien. Otros cuadros son mucho más representativos y expresivos sin representar tantas figuras, tanto movimiento.

Un saludo Antonio

Antonio Mechó dijo...

Ok. Es evidente que hay otros lienzos mucho más expresivos de Goya con bastante menos "pincelada". No soy experto en Goya, pero creo que está claro que aquí le influyó mucho el carácter propagandístico que toda arquitectura efímera desarrolla cuando hay que festejar o conmemorar triunfos o cuestiones similares. Saludos.

ALMA dijo...

Antonio, claro que la obra tiene su fin propagandístico, como tantas y tantas obras de arte y más en tiempos de guerra, donde había que "publicitar" y contar lo que pasaba o había pasado, siempre exaltando las figuras e ideales nacionalistas. Aunque Goya siempre va un poco por otro lado.

Lo dicho, creo que Goya tiene muchísimas más obras mejores que esta.

Un saludo